viernes, 11 de mayo de 2018

2012. Descubierta una pilastra romana


Dentro del actual término municipal de Alcalá de Henares, pero mucho más cercano a Daganzo que a Alcalá, existe una zona o zonas arqueológicas donde han aparecido restos de cerámica y de construcción celtíberos (carpetanos)  y romanos.

Estas zonas se encuentran muy próximas (500 m) a la necrópolis visigoda de Daganzo, por lo que supongo que se trata de un mismo asentamiento continuado sucesivamente a través de varios siglos por carpetanos, romanos y visigodos.

En esta zona, el Mapa Arqueológico Nacional sitúa una villa romana, punto que parece confirmar el reciente hallazgo de parte de una pilastra sacada a la superficie por un tractor y que hoy está en poder del Museo Arqueológico Regional.


Parte de una pilastra romana descubierta en 2012. Mariano Fernández.

domingo, 29 de abril de 2018

2018. Imposta visigoda en el Museo Arqueológico Regional de Madrid

A mediados del siglo pasado, mi padre, José Antonio Fernández Pérez, encontró una piedra labrada en una parcela agrícola de su propiedad. Por la proximidad del hallazgo con la denominada Necrópolis Visigoda de Daganzo, asoció la piedra con restos de la mencionada necrópolis y posteriormente, con el paso de los años, quedó semiolvidada.

Echando un vistazo a esta piedra recientemente, me llamó la atención que tenía tres de las seis caras labradas y su forma de prisma trapezoidal.

Cara labrada 1. 24-08-2017 Mariano Fernández

Cara labrada 2. 24-08-2017 Mariano Fernández

Cara labrada 3. 24-08-2017 Mariano Fernández

Cara sin labrar. 24-08-2017 Mariano Fernández


Si tenía tres caras labradas, quería decir que en su ubicación original, las tres caras estaban visibles, con lo que no era un sillar convencional. Además, fijándome en la posición de esas caras, no era lógico que formase parte del dintel o del marco de una puerta o ventana, más bien sugería que fuese parte de un arco. Ahora bien, no me cuadraba que una piedra que forma parte de un arco tuviera una de las superficies de contacto con el resto de las piedras del arco más ancha que la otra.

Buscando en internet, "arco visigodo" encontré estas imágenes que mostraban un tipo de sillar que  encajaba perfectamente en el puzzle: tres caras vistas y la posibilidad de que las piedras de debajo del arco fueran más estrechas.

Dibujo de Francisco Ortega Andrade

Dibujo de Francisco Ortega Andrade
Investigando un poco más, encontré que a ese elemento constructivo en que se apoya un arco se le denomina imposta y, buscando impostas y edificios visigodos, encontré muchas piedras labradas con motivos florales muy similares a los de "mi piedra".

Puerta de entrada de la iglesia visigoda de San Juan de Baños (Palencia). apuntes.santanderlasalle.es

ciudaddelastresculturastoledo.blogspot.com


Bueno, el hecho es que pensando que esta probable imposta visigoda podía revelar la ubicación de una iglesia u otro edificio visigodo cercano a la necrópolis y que hasta el momento era desconocido, me planteé entregarla al Museo Arqueológico Regional para dejar constancia del hallazgo. La recogieron amablemente y recientemente ha sido expuesta con una bonita iluminación que resalta el labrado de la piedra.

Exposición de la Imposta en el MAR. Fotografía de Mariano Fernández. 29-04-2018.
Para concluir, mi modesta opinión personal, dejando claro que soy lego en la materia, es que se trata de una imposta perteneciente a una iglesia cercana al camposanto. Por varios motivos: la abundancia de restos de tejas y mampostería en el lugar del hallazgo, la cruz de la cara central y que la parcela donde se encontró se ha denominado siempre "el picón de la iglesia".

29-04-2018
Mariano Fernández